Las mejores soluciones para garantizar la seguridad alimentaria y cadena de frío

La industria alimentaria necesita conservar sus productos, tanto durante su procesado como en su almacenamiento y transporte, para mantener la calidad de los alimentos durante todo el proceso de producción y cadena de suministro. De esta demanda surge la importancia de garantizar la estabilidad de la cadena de frío y refrigerar a gran escala para asegurar la conservación y preservación de los diferentes productos perecederos.

 

Por qué es fundamental mantener la cadena de frío

Mantener la cadena de frío es crítico para garantizar la calidad y la seguridad de los alimentos una vez lleguen al consumidor final. Por eso, hay que tener especial cuidado durante su producción, almacenaje y distribución, para procurar que esta cadena no falle.

 

Si no se consigue que los alimentos se mantengan frescos -en todos los eslabones- son susceptibles a la contaminación y el deterioro, pudiendo afectar gravemente a la salud de los consumidores finales. Además, la contaminación de los alimentos por sustancias químicas o bacterias puede provocar enfermedades que, junto con la disminución del valor nutricional, afectan a la salud pública de una localidad, región o país.

 

Por supuesto, el riesgo más alto de romper la cadena de frío es poder llegar a afectar a la salud de los consumidores, generando un gran perjuicio. Sin embargo, también puede ocurrir que se rompa la cadena en pasos anteriores a la llegada al cliente final -por ejemplo, durante el almacenaje- teniendo que desperdiciar productos y generando un retraso en la entrega de la mercancía. Esto supone un elevado coste para las empresas, que tienen que afrontar gastos extra, al tener que comenzar de nuevo el proceso de producción.

 

Este caso también puede ocurrir durante el transporte de los alimentos desde un punto de origen al destino final, por una mala refrigeración en el vehículo.

 

La solución de Grupo Cartés para el sector de la alimentación: fiabilidad avalada por las normativas internacionales

En Grupo Cartés ofrecemos soluciones de filtración fiables para garantizar la calidad y seguridad del procesamiento de alimentos y su posterior envasado y conservación, mediante técnicas de deshidratación, refrigeración, congelación, pasteurización, etc. Nuestro objetivo se centra en garantizar la seguridad del proceso productivo, eliminando cualquier agente contaminante y asegurando la esterilidad del procedimiento en todas sus fases, desde la producción hasta el envasado.

 

Para poder garantizar la fiabilidad, en concreto, de los compresores de frío -el elemento más importante para mantener la cadena de frío en la industria alimentaria, así como de las empresas de transporte- y mejorar su eficiencia energética, desde Grupo Cartés ofrecemos un servicio de estudio y redimensión de filtros y sistemas completos. 

 

Gracias a un amplio stock y rapidez de suministro, somos capaces de dar respuesta a las necesidades inmediatas que puedan surgir en este sector clave. Asimismo, en este stock se pueden encontrar las principales marcas en filtración de frío con la mayor calidad y eficiencia de funcionamiento, así como los cruces de referencias necesarios para un correcto y ágil suministro, a través de un catálogo específico de aplicaciones de frío industrial.

 

Además de las marcas especializadas Step Industrial Filters y Aldair Industrial Filtration, suministramos también elementos y carcasas de otros fabricantes de primer equipo presentes en el mercado de la refrigeración industrial, tales como FILTRATION GROUP (MAHLE), MP FILTRI, CASTEL y DANFOSS. Al mismo tiempo, se encuentra disponible una amplia gama de referencias para los diferentes fabricantes, así como la capacidad para producir elementos filtrantes personalizados. 

 

Con las soluciones adecuadas es posible reducir los gastos de mantenimiento hasta en un 60% mediante acciones que repercuten en ahorros energéticos (al reducir el número de paradas de maquinaria), en la prolongación de la vida útil de los equipos y en una mejor gestión de los stocks. Además, se maximiza la eficiencia y se asegura la fiabilidad de los sistemas, consiguiendo incrementar la productividad, la rentabilidad y la estabilidad de los procesos, al evitar el desperdicio de la producción generada por la rotura de la cadena de frío.

 

El sector alimentario demanda unos parámetros de calidad y normativas muy estrictos, para así garantizar la esterilidad e higiene totales de cara al consumo final de los productos que se producen. Por eso, todos nuestros productos y marcas para este sector están avalados por la normativa FDA (Food and Drugs Administration) y la ISO 8573-1 en función de la aplicación, así como otros estándares de obligado cumplimiento.

Descubre otras soluciones de Grupo Cartés

Stand Ñ-O

¿Conoces nuestras soluciones para mantenimiento hospitalario?

Todo lo  necesario para garantizar la calidad y esterilidad del aire y el agua, centralizado en un partner de confianza:

¿Te interesa conocer más sobre nuestras soluciones?